Tras desaparecer en llamas como la mítica ave, luego de un siglo y medio, los negocios de Paraguay apuntan de nuevo al Viejo Continente, esta vez mediante el Tratado de Libre Comercio logrado con la Unión Europea.
Cuando hacia mediados del Siglo XIX Paraguay se constituía en una potencia mundial, primero en la región, con avances tecnológicos como el ferrocarril, el telégrafo, fundición de hierro, una flota y productos como el tabaco, la yerba mate y el algodón que comenzaban a ser exportados a Europa sobrevino la llama de la guerra que consumió el país hasta hacerlo desaparecer como el mítico Fénix.
Y así como esta ave, que simboliza la renovación de todo, de sus cenizas resurgió el país que luego de un siglo y medio se posiciona de nuevo como para realizar el intercambio de productos con el Viejo Continente a través del Mercosur y el Tratado de Libre Comercio logrado con la Unión Europea.
El trecho final hacia una nueva era de prosperidad es cada vez más corto, sin embargo para alcanzar ese anhelo de florecimiento los deberes deben ser bien hechos, advierte Jan Hoeckle, presidente de la Cámara de Comercio e Industria Paraguayo-Alemana (AHK Paraguay).
Por ejemplo –y muestra con los dedos un sobrecito-, que esta azúcar que se fabrica en Paraguay haya logrado 14 certificaciones, implica que 14 empresas internacionales pueden venir en cualquier momento a corroborar que el proceso de producción es el adecuado.
También advierte que este tratado es una gran oportunidad que se abre al comercio de Paraguay, con cientos de millones de clientes y un flujo comercial de miles de millones de dólares, y debemos tener cuidado de que las personas tomen conciencia de que el beneficio debe ser para toda la población y no solo para favorecerse a sí mismos de manera egoísta.
Tim Pieper, gerente general de la AHK Paraguay opina que el impacto inmediato que tiene el acuerdo se observa en la atención que Paraguay, como miembro del Mercosur, está recibiendo desde Europa. Refiere que estar presente en la realidad diaria de las empresas alemanas, las cuales llevan casi 20 años esperando este paso, es un avance muy importante previo a la anhelada eliminación de las barreras comerciales en la región. Por todas las oportunidades que van a surgir, este acuerdo de libre comercio cobrará inusitada significación en las relaciones económicas entre ambos bloques.
“Según los datos de nuestra central en Alemania, en este momento el 85% de las exportaciones europeas dirigidas al Mercosur todavía está sujeto a los aranceles aduaneros. Este porcentaje supone un costo anual de 4.000 millones de euros para empresas europeas. Al mismo tiempo, los países del Mercosur también se estarán beneficiando de una mayor facilidad de importación y exportación”, sostiene
También dice que, en esta época de creciente proteccionismo global, las empresas europeas y del Mercosur tienen ahora la gran oportunidad de intensificar la cooperación entre las dos regiones a través de un comercio liberado.
Productos potenciales. Debido a que el fuerte de Paraguay se centra en su agricultura, es de esperar que la industria alimenticia y las materias primas seguirán siendo los productos de exportación más importantes del país. En contrapartida, los fabricantes alemanes seguirán suministrando principalmente vehículos de motor y piezas, así como también implementos agrícolas de alta calidad, como arados, tractores, equipos de perforación y clasificación y maquinarias de construcción. “En 2018, las empresas alemanas exportaron productos de construcción por valor de 2.600 millones de euros a países del Mercosur. Creo que esta noticia hace que el acuerdo sea recibido con gran entusiasmo”, precisa el gerente general.
Además, apunta que fuera de las ofertas tradicionales, Paraguay tiene un enorme potencial para exportar productos agrícolas y alimentos innovadores ya que la alimentación y nutrición son un sector con mucho dinamismo en Europa.
Un evento a realizarse del 5 al 9 de octubre -en Colonia, Alemania- es Anuga, la más grande feria de alimentos y bebidas del mundo, donde los productos paraguayos pueden ser conocidos por la comunidad europea y establecer nuevos contactos comerciales con miras a fijar alianzas estratégicas. “Paraguay estará presente en más sectores que nunca y representado por un número máximo de expositores, comparando con ediciones anteriores”, revela Tim.
La AHK Paraguay es más que una Cámara de Comercio convencional. Forma parte de una red de 140 oficinas en 92 países y cada cámara ofrece servicios de consultoría de mercado basados en su conocimiento local. El asesoramiento abarca los pasos más importantes para acompañar a todos los tipos de empresas en la entrada exitosa al mercado. Esto incluye: información y direcciones particulares, estudios de mercado individuales, búsqueda de socios comerciales adecuados y acompañamiento en todos los pasos. “Queremos que las empresas paraguayas aprovechen las nuevas oportunidades que se presentan y que van a aumentar la relevancia de sus productos en el mercado europeo, no solo en Alemania”, concluye el gerente.