Consumir una carne de alta calidad, no solo depende de la genética animal, sino de otros factores como el manejo, raza, edad, conformación y cobertura de grasa. Así lo manifestó la doctora Milagros Medina, gerente de Operaciones y del departamento de Certificación de carnes de Control Union Paraguay, en el stand de Athena Foods, en el marco de la expo feria de Mariano Roque Alonso.
La empresa líder en el negocio de la carne a nivel regional, Athena Foods organizó una charla con la doctora Milagros Medina, gerente de Operaciones y del departamento de Certificación de carnes de Control Union Paraguay quien señaló que el manejo es fundamental para considerar una buena calidad de carne, paralelamente a la genética que posee un animal. Agregó que, dentro del manejo, el concepto de bienestar animal tiene su relevancia, ya que mediante una buena práctica en el campo y en el traslado a la industria, se puede tener menos animales contusos, por lo tanto, se puede reducir el desbaste.
Otro factor mencionado es la edad del animal, ya que la faena de un ejemplar joven tiene una mayor calidad, representada por la terneza y la jugosidad del producto. “Es una limitante porque todos los mercados generalmente utilizan la edad del animal como punto de partida para preferir o rechazar una carne”, explicó.
En otro ítem, recomendó a los productores a considerar el manejo en el momento de la aplicación de vacunas, sus niveles de residualidad en la carne y los efectos que podrían generar en el mercado un producto con residuos químicos. Agregó que es necesario conocer los ciclos de carencia de cada vacuna para que el productor maneje y decida en qué periodos utilizar ciertas herramientas de inmunización.
Además, destacó que se consideran como factores que inciden en la calidad de la carne la conformación del animal, el nivel de engrasamiento y raza de los animales a sacrificar. “Siempre es importante hablar de la calidad desde el punto de vista del consumidor, hacemos siempre mención de que cada persona tiene una perspectiva de calidad, el productor tiene una perspectiva de calidad al igual que la industria”, relató.
Por otro lado, la especialista también explicó que se observa una evolución en cuanto a la calidad de la proteína roja, pero destacó que aún se requiere de otras labores, como la de tipificación de carne con la industria; sin embargo, no existen parámetros consolidados para que el país pueda trabajar sobre esa línea, tratando de proyectar una producción, comercialización y exportación de una carne de mayor calidad.
Asimismo, el Ing. Agr. César Bareiro, responsable de extensión rural de Athena Foods, comentó que la empresa que lidera la actividad industrial frigorífica en Paraguay siente un compromiso con el productor ganadero para seguir impulsado la producción de una ganadería más eficiente, mediante el uso de tecnologías, técnicas y conocimientos que puedan sumar una mayor calidad a la carne ofertada desde Paraguay.
La compañía viene trabajando en transferir esos conocimientos ligados al bienestar animal, con el propósito de que los productores puedan verse beneficiados con el menor desbaste de sus animales y reducción de los niveles de contusión de la hacienda entregada.