Autoridades de Paraguay y Brasil se reunieron en Alto Paraná para marcar el acto simbólico. El Puente Internacional de Integración se ubicará entre Presidente Franco y Foz de Iguazú.
Está nueva apuesta por infraestructura representa una oportunidad de integración y conexión que potenciará el desarrollo del departamento y una mejora en la economía. Esto teniendo en cuenta la evolución comercial por la que transita la región con la diversificación de los negocios, el desarrollo del turismo, la expansión de la hotelería, y la creación de centros de entretenimiento.
La culminación de la obra está prevista para dentro de tres años, tendrá 760 metros de largo y 19,80 metros de ancho, y demandará una inversión estimada en unos USD 83,9 millones que serán financiados por la Binacional Itaipú.
Obras complementarias. Acompañando está construcción del lado paraguayo se ejecutarán obras desde la cabecera hasta la unión con la Ruta 7, que incluyen obras viales y civiles que corresponden al área primaria, Aduanas y el centro de control integrado. Se prevé 33 kilómetros de supercarretera de cuatro carriles para conectar el nuevo puente con la Ruta Nacional N°7, bordeando el área urbana de Presidente Franco y Ciudad del Este.