Fotografía: Ministerio de Salud Paraguay
El estudio “Diagnóstico Territorial Social de Brechas Socioeconómicas en Paraguay”, realizado en el 2018 por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), cuya coordinación estuvo a cargo de los especialistas Alejandro Quijada y Gabriela Bonzi, busca identificar geográficamente las áreas del país con mayores brechas de servicios sociales públicos, de modo a ofrecer una herramienta para la priorización de políticas de desarrollo.
La investigación se centra en la identificación de brechas en educación, salud e infraestructura vial a nivel distrital (ponderando por la densidad poblacional), evaluándolas con indicadores de cobertura, calidad y resultado. Este análisis territorial ofrece conclusiones relevantes para mejorar la priorización de políticas públicas, lo cual puede impactar positivamente sobre la eficiencia del gasto.
SALUD
De acuerdo con el estudio, aproximadamente el 1% de la población del país tarda más de dos horas en llegar a los centros de atención primaria, puerta de entrada al sistema de salud público.
El análisis revela igualmente que una quinta parte del territorio paraguayo (donde se concentra el 72% de la población) experimenta limitaciones en la disponibilidad de atención primaria de salud (medido por la población por centro de salud primaria en cada distrito).
Por otro lado, considerando al mismo tiempo la calidad, cobertura y resultados, las principales brechas se localizan en el Área Metropolitana de Asunción, en el corredor de Asunción a Ciudad del Este, así como en partes de Amambay, Misiones y Canindeyú.
EDUCACIÓN
Respecto la cobertura de la educación inicial (preescolar), el análisis identifica las áreas pobladas que se encuentran a más de 30 minutos de estos centros educativos. De acuerdo con el estudio geoespacial, las zonas más afectadas por deficiencias de cobertura son el Chaco y las regiones a lo largo del límite noroeste del país.
De igual manera, el análisis revela que persisten brechas severas de calidad, cobertura y resultado de educación en las periferias de centros con alta densidad poblacional como Central, al norte y oeste de Ciudad del Este, así como en Itapúa y Caaguazú.