Promover prácticas de reciclaje entre los colaboradores, apostar por proveedores con políticas de sustentabilidad y contar con programas de voluntariado medioambiental, son algunos de los consejos brindados por Marta del Castillo, directora General de Koga Impact Lab. Y es que como protagonistas del mundo de los negocios, las empresas también tienen una cuota de responsabilidad en la generación de un impacto positivo en su comunidad.
1. Recicle: Identifique cómo separar los residuos y promover su reutilización. Pueden implementarse formas de reciclaje tanto en la casa como en la oficina. En casa: entre en contacto con los recicladores que pasan por su barrio, identifique con ellos qué materiales se reutilizan, sepárelos y deposítelos en una bolsa distintiva. En la oficina: se pueden habilitar lugares físicos para el reciclaje y comunicar al equipo qué separar y con qué propósito. Por ejemplo: envases para recicladores, tapitas de botellas para la ONG Lucha, pilas/baterías, entre otros.
2. Disminuya la compra de envases: Busque envases más grandes o a granel para las compras. Los productos de limpieza que ofrece la empresa social Candela -elaborados por colaboradores con discapacidad- son una excelente opción ya que pueden encontrarse en envases al por mayor. También puede utilizar suministros sin envase, como el agua filtrada, o usar vasos para servir agua en vez de botellitas de plástico.
3. Ahorre agua: Verifique el consumo de agua tanto en su casa como en su empresa. Cerciórese de que no hayan fugas de agua. Cierre bien los grifos que no se estén usando.
4. Promueva buenas prácticas entre los colaboradores: Desarrolle charlas y talleres sobre reciclaje, ahorro de energía, optimización derecursos. Inclusive puede usar “gamification” para el cumplimiento de estas prácticas: hacer concursos y juegos entre colaboradores, dar premios o títulos “al más”…
5. Utilice transportes sustentables: Promueva el empleo de la bicicleta o el uso compartido de vehículos entre colaboradores.
6. Elimine el papel: Digitalice todas las comunicaciones, notas, invitaciones, informes, etc.
7. Reutilice elementos de la empresa: En empresas industriales, principalmente, se generan muchos residuos de los packagings, envoltorios, descartes etc. Puede fabricar nuevos materiales de ellos o donarlos a organizaciones que sepan cómo reutilizarlos. Un claro ejemplo de reutilización de estos elementos pueden verse en los contenedores o pallets de madera que se convierten en muebles; en botellas de cristal que luego son utilizadas como envases oplanteras, o bien, en los desechos orgánicos que son aprovechados como compost.
8. Mida su huella medioambiental: Implemente de forma sistemática indicadorespara medir el impacto ambiental de las actividades que desarrolla. Evalúe el uso de la energía -si esta es energía limpia- degeneración de residuos, etc. Así también irá identificando oportunidades de ser más eficiente en sus operaciones.
9. Revise las políticas de sus proveedores: Identifique proveedores con buenas prácticas e intente alentarlos a que todos cuenten con políticas sustentables.
10. Realice voluntariado medioambiental: Desarrolle programas de voluntariado con su equipo, es una buena forma de construir equipos más fuertes y compenetrados, y contribuir a un país más ecológico.