Famosa pintora mexicana que marcó a la mujer, al pensamiento y a la pintura de su época y las generaciones posteriores con sus autorretratos impactantes, fue una mujer que sufrió físicamente, que sufrió el amor al casarse con el también pintor Diego Rivera, pero tuvo como compensación una gran dosis de genialidad.
“La pintura completa mi vida”.
“Pinto flores para que así no mueran”.
“En realidad no sé si mis cuadros son surrealistas o no, pero si sé que representan la expresión más franca de mi misma”.
“Ahí les dejo mi retrato, pa’ que me tengan presente, todos los días y las noches, que de ustedes yo me ausente”.
“Nunca pinto sueños o pesadillas. Pinto mi propia realidad”.
“El arte más poderoso de la vida, es hacer del dolor un talismán que cura. ¡Una mariposa renace florecida en fiesta de colores!”
“Lo único que yo sé es que pinto porque tengo la necesidad de hacerlo, pinto siempre lo que me pasa por la cabeza sin ninguna otra consideración”.
“La belleza y la fealdad son un espejismo porque los demás siempre acaban viendo nuestro interior”.
“Pinto autorretratos porque estoy mucho tiempo sola. Me pinto a mí misma porque soy a quien mejor conozco”.